La torre de los siete jorobados (Edgar Neville, 1944)

Por Jesús Palacios

Igual que ocurriera con "La torre de los siete jorobados", novela, el film de 1944 dirigido por Edgar Neville, es otra absoluta rareza dentro del panorama del cine español de entonces. Contando con actores como Antonio Casal y Eugenio Marín, además de la participación de algunos técnicos extranjeros en el departamento de decorados y diseño de producción, el peculiar Edgar Neville consiguió trasladar a la perfección el Madrid entre castizo y siniestro de Carrere. No es extraño, pues Neville mismo compartía con el poeta y novelista madrileño una innata inclinación hacia el policíaco, la comedia negra y lo extravagante, que queda bien reflejada en otros de sus films (El malvado Cara bel, según Wenceslao Fernández Flórez, Domingo de carnaval o El crimen de la calle Bordadores) y en la única novela que escribió, la joyita de humor negro Don Clorato de Potasa. El resultado se mantiene fiel al espíritu del libro, pero, sin que se me tome a mal, recomiendo a todos aquellos que han podido ver la película, ya sea en alguna de sus recientes reposiciones en la Filmoteca Nacional, ya por televisión, que lean de inmediato la novela de Carrere y Aragón, pues las diferencias son ostensibles, beneficiándose el libro de muchísimas peripecias, personajes, fantásticos sucedidos y sorpresas, ausentes en la versión cinematográfica. Sin duda debido a la parquedad de medios de los que disponía el cine español de aquellos años, Neville se vió obligado a dejar fuera de la pantalla al unos de los momentos más emocionantes, divertidos y espectaculares, consiguiendo, aun así, una eficaz adaptación, que evoca a veces el mejor expresionismo alemán y
que ha quedado como un hito en nuestra cinematografía. Una triple herencia, la del film de Neville y también la de la novela, de fantasía, humor y costumbrismo, que sólo mucho después parecen haber sabido recoger algunos jóvenes cineastas españoles como Alex de la Iglesia o Santiago Segura.

© Fragmento del prólogo perteneciente a la edición de la novela editada por Valdemar, en su colección "El club Diógenes" nº 90; ISBN 13: 978-84-7702-478-1